Elisabet Juanmartí: "Dejé un trabajo estable para dedicarme al arte".

 

13 feb 2017
 

 

Elisabet, o Eli, como le gusta que la llamen,  es una mujer valiente y decidida. Una de esas personas que sabe exactamente adónde va y que quiere llegar a su objetivo cueste lo que cueste. Tras descubrir su pasión ha sido capaz de abandonar una rutina confortable y segura para vivir del arte. La joyería es ahora, su forma de ganarse la vida. Y se la ve feliz.

Quedo con Elisabet en Altair, una librería situada en Gran Vía, 616. Desde fuera no parece lo que es por dentro, un espacio inmenso lleno de "mundo". Y es que es un lugar de referencia en las diferentes culturas y regiones de la tierra. Es la mayor librería europea especializada en viajes. Ahí es nada. ¡Y abrió hace más de 30 años! Además, ahora es también colaboradora de Handmade in Barcelona puesto que es uno de nuestros locales Pro-Arts.

Me adentro en ese espacio, digno de ser descubierto despacio y con mimo, y me dirijo a su zona de cafetería, en la planta inferior, donde se encuentra Elisabet. Ahí se pueden degustar productos del mundo, escuchar música o descubrir joyas únicas representativas de otras culturas.

 

¿Quién es Elisabet Juanmartí?

 

Eli, así es como me llama todo el mundo, es una persona inquieta, apasionada y amante del arte y el handmade. He encontrado en la joyería el canal de expresión perfecto para expresar todo lo que me inquieta. Me considero una persona sencilla y valiente que sueña con vivir de su artesanía. Por eso he dejado mi trabajo bien remunerado y he decidido emprender un nuevo viaje a través de la joyería.

 

¿Qué has estudiado?

 

Estudié la diplomatura de educación social, profesión a la que me he dedicado durante 10 años.

En cuanto a joyería, inicié mi formación en un centro cívico, realizando un curso de joyería a la cera perdida. Al acabarlo estuve unos años investigando y creando por mi cuenta hasta que, hace unos tres años, empece a estudiar en la escuela de joyería Fina Sanchez. Allí he realizado 4 cursos de joyería a la cera perdida, he hecho varios monográficos y también un curso de joyería en metal. Sigo haciendo cursos en esta escuela para acabar de perfeccionar las técnicas y aprender otras nuevas. Creo que uno no deja de aprender nunca en el campo del arte.

 

¿En qué has trabajado durante estos últimos años? ¿Dónde?

 

He trabajado de Educadora Social desde 2006 en una fundación que se dedica a la atención de enferemos mentales graves. En 2008 fui a trabajar como referente de tutela en una fundación tutelar para discapacitados psíquicos y finalmente los últimos cuatro meses he trabajado en el Ayuntamiento de Mataró, en Servicios Sociales. 

 

Cabe decir que los útlimos 3 años he compaginado estos trabajos con la venta de joyería a través de internet y ferias. Desde Julio del año pasado he empezado a dar cursos y talleres de joyería.

 

¿Por qué decidiste dejar tu estabilidad profesional para iniciar una andadura creativa profesional?

 

Porqué mi mente ha estado siempre en la joyería. De hecho, me paso el tiempo creando joyas en mi cabeza. Hay mil y una forma de hacerlo y ya es como un vicio para mí.

Aunque gozaba de mucha estabilidad, si crees en algo y le dedicas tiempo y esfuerzo, tiene que acabar funcionando. No me haré rica pero sí seré más feliz. 

 

¿Qué otras técnicas trabajas?

 

Estoy especializada en joyería a la cera perdida pero también hago joyería en metal, en papel, y en cuero.

 

¿En qué consiste la joyería a la cera perdida?

 

La joyería a la cera perdida consiste, como su nombre indica, en crear una joya en cera. Hay muchos tipos de cera en el mercado. Realizas la joya en cera para precisamente realizar y decidir su forma fácilmente. Luego se lleva a fundir, que significa básicamente cubrirla de yeso y añadirle unos tubitos que van al exterior y por donde introducirán después el metal fundido que hayas elegido. La cera se evapora por el calor y en el hueco que ha quedado del yeso reposa el metal, haciendo una copia exacta de la copia de cera. Luego sólo falta cortar las alimentaciones, los tubitos de los que hablaba, y pulir y limpiar la pieza. 

 

¿En qué te inspiras para crear tus diseños?

 

Me inspiran varias cosas, sobretodo la naturaleza. Por ejemplo a partir de piedras par adaptar sus texturas y formas. Muchas veces dejo fluir la mente y van apareciendo nuevos modelos. Otras veces recurro a internet en busca de ideas, imágenes y figuras.

 

¿Cómo fue la primera etapa de esta nueva fase artística?

 

Al principio, después del curso en el centro cívico, empecé a crear muchísimas joyas de forma que me propuse venderlas. Me compraban amigos y conocidos y enseguida empecé a participar en alguna feria de artesanía. 

 

¿Cómo ha cambiado tu vida desde que vives del arte?

 

Me dedico al arte a jornada completa desde diciembre del año pasado, de forma que llevo poco tiempo para valorarlo. Sí puedo decirte que me he sentido muy feliz y apasionada. Trabajo todos los días muchas horas y siento que persigo mi sueño persistentemente. Espero mantener este empeño e ilusión durante mucho tiempo.

 

¿Qué obstáculos te has encontrado por el camino y cómo los has resuelto?

 

El principal obstáculo es el mero hecho de apostar por el proyecto. Hace mucho tiempo que quería dar el salto y dedicarme a la joyería, pero me daba miedo. ¿Y sino llego a fin de mes? ¿Y si fracaso? ¿Y si después de arriesgarme no funciona y no vuelvo a encontrar otro empleo? Todas estas barreras me impedían tirar adelante. Finalmente, y sobretodo gracias a mi pareja, aposté por ello. Generalmente nuestro principal obstáculo somos nosotros mismos. Hay que cambiar el chip y perseguir nuestras ilusiones. Siempre estamos a tiempo de volver atrás y centrarnos en otras cosas.

 

¿Qué proyectos tienes entre manos actualmente?

 

A partir de marzo estaré cada fin de semana en el Mercat del Raval

 

Por otro lado quiero dar un impulso a mis talleres. Podéis contactar conmigo a través de la Red Social Artsynergia o en la web que etiqueta todos sus talleres abiertos: Handmade in Barcelona.

 

Mi gran proyecto entre manos son los talleres de rehabilitación psicosocial mediante la joyería para entidades y asociaciones que trabajen con colectivos vulnerables (mujeres que han sufrido malos tratos, sin techo, enfermos mentales, drogodependientes, jóvenes en riesgo de exclusión social...). Se trata de enseñar el oficio de la joyería a la vez que se trabajan hábitos básicos. Las entidades que lo contraten podrán vender las joyas en tiendas, online, en ferias o de la forma que ellos quieran. Todo estaría guiado por el tallerista y creado por los usuarios.

 

¿Trabajas por encargo?

 

Sí, algunas veces. Sólo tienen que decirme lo que quieren, yo hago unos cuantos diseños en cera, los muestro a la persona que me ha pedido el encargo y fundo el que ellos desean.

 

¿Qué pueden aprender tus alumnos en el Taller de joyería a la cera perdida?

 

En esta WEB os muestro algunas de las técnicas que pueden aprender...

 

¿Dónde te anuncias? ¿Tienes marca propia?

 

Tengo marca propia: XIC ART. Además, utilizo Facebook, Instagram y Pinterest. También hago publicidad en ferias y siempre llevo tarjetas encima.

 

Sumando sinergias...

 

Aprovecho para decir que en mis cursos también ofreczco la modalidad intercambio: doy cursos de joyería a cambio de recibir otros cursos. Por ejemplo, estaría interesada en hacer un intercambio con algún programa de edición de fotografía.

 

Cuéntamos más sobre las ferias que frecuentas.

 

Aparte de La feria del Raval, el 19 de febrero estaré en el Barcelona Vintage Market, el cual este mes se celebre en la calle Ramon Macaya, 11, cerca de la estación de Tibidabo de los Ferrocarriles.

 

¿Qué te cuesta poner un stand en la feria? ¿Te sale a cuenta?

 

Hay ferias más caras y ferias más baratas. En la Rambla del Raval a mí sí me funciona. Un stand sale a 60 euros el fin de semana, sábado y domingo. Y en esta feria, como mínimo a los que vendemos joyería, nos va bien. En otras no tanto.

 

¿Crees que el handmade está volviendo a ponerse de moda? ¿Por qué?

 

Aunque el handmade ha pasado unos años malos, creo que ahora vuelve a valorarse. Están abriéndose muchas tiendas que ofrecen producto handmade, otras que lo añaden a sus productos, y por mi experiencia yo diría que lo artesanal vuelve con fuerza. A mí mis clientes me dicen: "me gusta porque preciamente se nota que es totalmente artesanal".

 

¿Dónde te gustaría verte en cinco años?

 

Me gustaría haber consolidado mi proyecto Xic Art y estar viviendo fuera de Barcelona en algún pueblo tranquilo cercano a la ciudad.

 

Cuéntanos cómo es un día en la vida de Elisabet Juanmartí.

 

Cada día es distinto. Suelo levantarme sobre las ocho de la mañana. Casi cada día dedico entre tres y cinco horas a crear joyas. Algunos días voy a la fundición o a comprar materiales o herramientas... Los jueves por la mañana voy a clase de joyería. Y algunos días doy clase yo en casa. Cuando tengo el trabajo adelantado me gusta pasear, leer o dedicar más tiempo a los míos. 

 

Pide un deseo y compártelo con nosotros.

 

Deseo, como no, que mis proyectos salgan adelante y que pueda vivir de la artesanía...

 

 

¡Ahora puedes comprar productos de Elisabet en nuestra Tienda, apuntarte a sus talleres haciendo clic aquí. Y conectar con ella a diario en la red social Artsynergia.

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Handmade in Barcelona